Lesiones Personales Por Productos Defectivos

Cuando alguien sufre daño físico al usar un producto que ha sido fabricado o comercializado de manera defectiva o peligrosa, esta persona puede demandar a los responsables por los daños sufridos. Este es un juicio por daños causados por productos defectivos. La ley de responsabilidad de productos esta basada en la responsabilidad que tiene el fabricante o los proveedores de los productos de compensar a los usuarios de estos productos ya que ellos son los que pusieron estos productos a la venta. La idea básica de la ley de responsabilidad de productos es que las compañías que manejan estos productos están en la mejor posición para prevenir que productos defectivos lleguen al consumidor. Entonces si fallan, ellos son los que deben ser responsables. Un abogado experimentado en lesiones personales, como los del bufete Friedman, Domiano & Smith Co., L.P.A. en la Ciudad de Cleveland, puede aconsejar a personas lesionadas para determinar si existe una demanda en contra del fabricante o comerciante de un producto, y puede ayudarle en recuperar daños a los cuales tiene derecho bajo la ley.

El Peso del Demandante en un Caso de Daños Personales por Productos Defectivos

El demandante por daños tiene un gran desafió aun y cuando la ley de responsabilidad de producto se ha desarrollado a través de los años. Hubo un tiempo en que "caveat emptor" (deje que el comprador se advierta) era lo usual para los fabricantes. Hoy se impone la "estricta responsabilidad" en los casos apropiados. Bajo esta norma, los fabricantes son responsables por lesiones causadas por un producto defectivo o por productos irrazonablemente peligrosos aun y cuando no hay negligencia.

En una acción de responsabilidad de producto, la persona herida o demandante debe probar, por ejemplo, que hubo un defecto en el diseño o la fabricación del producto y que el fabricante no advirtió adecuadamente a los consumidores de los posibles peligros del producto. Además, la persona debe establecer, con evidencia creíble y correspondiente, que el producto causo los daños y que el o ella estaba usando el producto de la manera como debía usarse, e incluso que el fabricante debería haber anticipado que el producto podría ser usado equivocadamente si fue así.

Los defectos de fabricación son casi siempre mas fácil de probar que los defectos de diseño. Si una chimenea de gas explota cuando se enciende por primera vez, es evidente que esta chimenea no fue fabricada como lo intento el diseñador. El defecto de diseño, por otra parte, puede aparecer si muchas o todas las chimeneas de un modelo particular tienen riesgo de explosión. Probar un defecto de diseño envuelve juzgar asuntos de tipo técnico que generalmente requieren testimonios de expertos. En un caso de defecto de diseño, el producto puede haber sido fabricado como se debía, pero el diseño fue planeado inadecuadamente de tal manera que había peligros irrazonables para los consumidores.

Demostrar causa en un caso de responsabilidad de producto puede ser difícil. El acusante debe establecer que el producto era defectivo cuando salio de las manos del fabricante acusado, el distribuidor, o el vendedor y que el defecto fue lo que causo el accidente que hirió al acusador. Si las heridas pudieran haberse producido por varias causas potenciales, el acusador debe establecer que el producto defectuoso tuvo un rol substancial en producir el daño.

Bases para Cobrar en un Caso de Productos Defectivos o Peligrosos

Las posibles teorías que pueden ser argumentadas en un caso de daños por productos son:

  • Negligencia - falta de cuidado razonable en la fabricación o venta y en las advertencias dadas acerca del producto.
  • Romper la garantía - no respetar los términos de la promesa referente al la calidad y eficiencia del producto.
  • Mala representación - Dar al consumidor un falso sentido de seguridad en cuanto al producto.
  • Estricta responsabilidad- Bajo la cual el defecto del producto y no necesariamente la falta del acusado, hace el producto irrazonablemente peligroso y el acusado es por lo tanto responsable.

A pesar de que no hay limite en la lista de productos que podrían ser base para un juicio de responsabilidad de producto, las categorías mas comunes incluyen ropas, asbestos, productos químicos, cosméticos, armas de fuego, comidas (últimamente comidas rápidas, las cuales han sido incluidas como causa de la epidemia de obesidad en los EEUU), maquinarias y herramienta, productos y aparatos médicos, vehículos motorizados, productos farmacéuticos, productos de recreación, y tabaco.

Conclusión

Las personas heridas por productos defectivos o peligrosos necesitan el consejo de personas experimentadas en las leyes de responsabilidad de productos y daños personales para que les aconsejen sobre las complejidades de sus caso y para que los guíen a través del sistema legal teniendo como meta un resultado favorable. Si usted o alguien que conoce ha sufrido lesiones personales como resultado del uso de un producto peligroso o defectuoso, los abogados experimentados en lesiones personales del bufete Friedman, Domiano & Smith Co., L.P.A. en la Ciudad de Cleveland pueden aconsejarlo para determinar si tiene una demanda en contra del fabricante o comerciante de un producto y pueden ayudar en recuperar sus daños de acuerdo a la ley en vigencia.

DISCLAIMER: This site and any information contained herein is intended for informational purposes only and should not be construed as legal advice. Seek competent legal counsel for advice on any legal matter.

Esta página de Internet y la información contenida en ella es para dar información, no es un substituto de un abogado o de un experto en el área jurídica. No está ofreciendo asesoramiento legal y no puede considerarse como tal. Si usted necesita ayuda legal busque a un abogado o a una persona competente en la materia.